En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

martes, 2 de junio de 2009

COM BEN BÉ ASSENYALA PERE BADIA-Pere Bessó

Fiesta del Castilo-Mislata





COM BEN BÉ ASSENYALA PERE BADIA




Il rentrait chez lui, là-haut vers le brouillard
Elle descendait dans le midi, le midi
Michel Fugain



Al fons del reservoir de l’ànima en pena,
com un autèntic cul-de-llanda,
al bell mig de dues esferes,
la dels antics fabliaux i la dels flippers,
ulls vidriosos i en galera.
Cap oportunitat per a nosaltres.
De penes un poc d’errància.
I bé que voldria baixar al Sud,
viure una altra cançó als boscos del Midi,
descendir de matinada als inferns domèstics
amb la veu d’un novell orfeu cantaire de metro,
sense importar massa quina estació.
Però sóc un ca cerber miserable
als anuncis de reservats de suburbi.
No cal que em busques:
sóc de l’ofici.
Conec el clapoteig amb l’aigua al coll.
M’ocupe del meu racó,
ordene els papers,
com un llimac que juga a les bitlles.
De voltes somie amb un bell canvi d’agulles
en l’instant que el desig oblida tot barratge,
el marc de jardí amb les flors enutjoses,
l’estació exacta.
I deixe a la resta el convit tumultuós de la vida
dins dels vagons,
el dibuix dels raïls en relleu,
les línies de la sort que esbocinen els cartons,
els senyals de desamor que destríem
per fer més acceptable la partida.




COMO MUY BIEN SEÑALA PERE BADIA




Il rentrait chez lui, là-haut vers le brouillard
Elle descendait dans le midi, le midi
Michel Fugain







Al fondo del reservoir del alma en pena,
como un auténtico culo de lata,
en medio de dos esferas,
la de los antiguos fabliaux y la de los flippers,
ojos vidriosos y en galera.
Ninguna oportunidad para nosotros.
Apenas algo de errancia.
Y bien que querría bajar al Sur,
vivir otra canción en los bosques del Midi,
descender de madrugada a los infiernos domésticos
con la voz de un nuevo orfeo cantor de metro,
sin importar demasiado cuál estación.
Pero soy un cancerbero miserable
en los anuncios de reservados de suburbio.
No es menester que me busques:
soy del oficio.
Conozco el chapoteo con el agua al cuello.
Me ocupo de mi rincón,
ordeno los papeles,
como una babosa jugando a las birlas.
A veces sueño con un buen cambio de agujas
en el instante en que el deseo olvida toda barrera,
el marco de jardín con las flores enojosas,
la estación exacta.
Y dejo al resto el convite tumultuoso de la vida
dentro de los vagones,
el dibujo de los raíles en relieve,
las líneas de la suerte que desmenucen los cartones,
las señales de desamor que escogemos
para hacer más aceptable la partida.

Etiquetas: ,

5 comentarios:

Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Me gustaría conocer otro idioma para traducirte este poema.

...las señales de desamor que escogemos
para hacer más aceptable la partida.

Ese final es magnífico!!

Besos.

3 de junio de 2009, 0:08

 
Blogger azpeitia ha dicho...

Y dejo al resto el convite tumultuoso de la vida
dentro de los vagones,
el dibujo de los raíles en relieve,
las líneas de la suerte que desmenucen los cartones,
las señales de desamor que escogemos
para hacer más aceptable la partida....


Muy bello...pese a mi correcto francés (soy vasco de San Sebastián), no consigo traducir el catalán en su sentido poético, así que me tengo que conformar con la traducción....un abrazo de azpeitia desde Zuhaitz-Ondoan (no te asustes pero en mi página no pongo versos en vasco, no los traduciría ni el mismo Ibarretxe...)

3 de junio de 2009, 15:40

 
Blogger julia del prado morales ha dicho...

Finísimas y delicadas imágenes en un poema que dice tanto de la vida, de la apreciación de ella.Y el agua bañará mi rostro para no confundirme en ese espejo. Gracias siempre Pere, Julia

4 de junio de 2009, 3:01

 
Blogger Avesdelcielo ha dicho...

Las estaciones de la vida ( y sus peajes ), en un final inolvidable.
MARITA RAGOZZA

4 de junio de 2009, 22:00

 
Blogger Ana Muela Sopeña ha dicho...

Maravilloso poema por su profundidad y sensibilidad. Con un final espectacular.

Y es que el viaje nunca es fácil, pero la poesía es buena compañera de trayecto.

"las señales de desamor que escogemos
para hacer más aceptable la partida"

Estos dos versos son un poema en sí mismos.

Un abrazo
Ana

21 de agosto de 2009, 10:42

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal