En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

sábado, 15 de octubre de 2011

HISTÒRIA NATURAL

Imatge presa de la xarxa





HISTÒRIA NATURAL



Per a Marisol i Baltasar, beuratge d'Elx



L'adolescència finalitzà bruscament, com flor d'hivernacle en mans de donassa de mercat de quatre estacions. No es deia Dalila, però coneixia millor que totes el petit clar als voltants del cementeri antic i les nits de lluna grossa es depilava salvatgement les celles amb quatre arrapades abans de botar la tàpia i estendre's damunt de la llosa més freda a l'aguait del poeta fosc.

(de El gran cafetar, 14 ocubre 2011)




HISTORIA NATURAL



Para Marisol y Baltasar, brebaje de Elx




La adolescencia finalizó bruscamente, como flor de invernadero en manos de verdulera de mercado ambulante. No se llamaba Dalila, pero conocía mejor que todas el pequeño claro en los alrededores del cementerio antiguo y en noches de luna gruesa se depilaba salvajemente las cejas de cuatro arañazos antes de saltar la tapia y tenderse sobre la losa más fría a la espera del poeta oscuro.

Etiquetas:

7 comentarios:

Blogger Ángela ha dicho...

"No quiero que seas flor de invernadero, no quiero que mueras sin haber visto el cielo" Me encantó :)

15 de octubre de 2011, 17:16

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Gracias, Ángela

15 de octubre de 2011, 21:20

 
Blogger Ana Muela Sopeña ha dicho...

Intenso, lleno de pasión.

El poeta oscuro...
Curioso lugar para citarse...

Un abrazo, Pere
Ana

16 de octubre de 2011, 9:49

 
Blogger Mercedes Ridocci ha dicho...

"En noches de luna gruesa se depilaba salvajamente las cejas..."

Sombras que encierran pasiones con cierto olor a muerte sublime.

Un abrazo
Mercedes

16 de octubre de 2011, 10:08

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Ana:
La anécdota acaso fue real, dejémoslo ahí.
Beso
Pere

17 de octubre de 2011, 11:08

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

A Mariló le encantaba de joven depilarse a ras las cejas, lo que le daba un semblante de aparecida, en contraste con sus grandes ojos azul verdosos de mar dormida
Por lo demás, sólo alcanzaba clímax de goce y de dolor sobre losa fría
Gracias, Mercedes por tu lectura: pequeña muerte/muerte sublime, ambas...
Un beso,
Pere

17 de octubre de 2011, 11:15

 
Blogger Tania Alegria ha dicho...

Resplandeces en esas letras, mi Poeta. El texto es de una pulcritud admirable.
No puedo menos que abrazarte. Y te abrazo.

4 de enero de 2012, 21:09

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal