En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

miércoles, 29 de febrero de 2012

TRAVESSA

Imatge presa de la xarxa



TRAVESSA




L'empoderament és com l'obscenitat,
no saps como definir-lo, però el reconeixes
tan bon punt el veus.
Strandberg




Al doble o no-res,
Narcissa besa l'espill.
Empoderament.

(de Llibre dels haikus, 2010)




APUESTA




El empoderamiento es como la obscenidad,
no sabes cómo definirlo, pero lo reconoces
en cuanto lo ves.
Strandberg





Doble o nada,
Narcisa besa el espejo.
Empoderamiento.

Etiquetas:

5 comentarios:

Blogger julia del prado morales ha dicho...

muy muy bueno, vale la Narcisa. Besos, Julia

29 de febrero de 2012, 18:25

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Claro, ya está bien del mito de Narciso. Un espejo desde la perspectiva de género, jejeje
Besos, Julia.
Pere.

29 de febrero de 2012, 18:57

 
Blogger Ana Muela Sopeña ha dicho...

Muy bueno.

Para pensar y repensar el mito, el empoderamiento y todo este camino de ser muy de todo que sólo nos lleva a la depredación y a la locura.

En realidad, el camino es el inverso. Sabernos frágiles, reconocer la vulnerabilidad en unos mismo y en el otro y desde ese punto comprender...

Al menos así lo veo yo.

Muy interesantes tus versos
Besos
Ana

3 de marzo de 2012, 8:16

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Ana:
Lo que dices es una trampa, mientras la mujer no tome conciencia, se empodere y se realice no reconocerá el hombre su vulnerabilidad. Y seguirá alineado el género humano. En una cosa estamos de acuerdo: somos frágiles en nuestra condición humana. Sin embargo, la mujer ha de hacer su propia revolución interior (y social). No habrá hombre nuevo si no hay empoderamiento total de la mujer. Cuanto antes lo entendamos vosoptras y nosotras mejor para nuestra condición de seres humanos.

En ello nos va la condición de dignidad, solidaridad y justicia social. El resto es como quien quiere la igualdad de oportunidades sin aceptar que hace falta erradicar las desigualdades reales de las que se parte...
Un beso,
Pere

3 de marzo de 2012, 12:35

 
Blogger Mercedes Ridocci ha dicho...

Interesante "diálogo".
Es cierto: La mujer ha de hacer su propia revolución interior (y social). No habrá hombre nuevo si no hay empoderamiento total de la mujer.
Un abrazo.

24 de febrero de 2013, 21:47

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal