En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

lunes, 4 de enero de 2010

EL NIVELL DEL MAR DES DE LA FINESTRA ESTANT-PERE BESSÓ

Des d’aquesta alta finestra o una altra
la mar continua caient-nos damunt...
Ilustración tomada de la web







EL NIVELL DEL MAR DES DE LA FINESTRA ESTANT







Fuoco nero fra schiuma di mare
i tuoi occhi, confusi in un sogno
di viaggio e solitudine…
Sandro Penna









Roses de penya-segat que assenyalen el nivell del mar
des de la finestra estant,
passió esvanida arran del poema de Philip Larkin,
abans de les primeres llepolies al recer
de la roca fundacional de la Petra Alba,
cap castell de sorra des dels arbres de naips
penjant el vent d’anous en les branques,
cap llum de braços de marbre contra el cel,
terra de l’ambre del desig fosc,
com si la mar ens hagués caigut damunt.
una precisa pluja de còdols.
De l’única alta finestra permesa al desamor
en el seu punt més alt, de sobte,
esvaïda llum de llauna,
paret mitgera gris dreçant les línies grises
al contrafort, escuma de boira,
com brea exhalada en esbufec.
Des d’aquesta alta finestra o una altra
la mar continua caient-nos damunt
com un lentíssim baf de suïcida.
Des de la roca de Pablo del Aguila
somiada per al darrer viatge de solitud
també es podia veure el mar.


(De La pell de saxígraf, 2005)








EL NIVEL DEL MAR DESDE LA VENTANA



Fuoco nero fra schiuma di mare
i tuoi occhi, confusi in un sogno
di viaggio e solitudine…
Sandro Penna








Rosas de acantilado que señalan el nivel del mar
desde la ventana,
pasión desvanecida a la altura del poema de Philip Larkin,
antes de las primeras golosinas en el cobijo
de la roca fundacional de la Petra Alba,
ningún castillo de arena desde los árboles de naipes
colgando el viento de nueces en las ramas,
ninguna luz de brazos de mármol contra el cielo,
tierra del ámbar del deseo obscuro,
como si la mar nos hubiese caído encima,
una certera lluvia de guijarros.
De la única alta ventana permitida al desamor
en su punto más alto, de pronto,
desvanecida luz de hojalata,
pared mediera gris enderezando las líneas grises
en contrafuerte, espuma
de bruma como brea exhalada en un resuello.
Desde esta alta ventana u otra
la mar sigue cayéndonos encima
como un lentísimo vaho de suicida.
Des de la roca de Pablo del Águila
soñada para el postrer viaje de soledad
también se podía ver el mar.

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Blogger Ana Muela Sopeña ha dicho...

Te leo y disfruto de tu poética, Pere.

Me adentro en el umbral de la belleza a través de tus versos.

Una abraçada
Anna

6 de enero de 2010, 19:51

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Una rosa de acantilado para tí, Ana.
Gracias.
Pere

7 de enero de 2010, 0:29

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal