En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

miércoles, 13 de octubre de 2010

RETORT A RAYMOND QUENEAU-PERE BESSÓ

Imatge de la xarxa




Alineación al centro


RETORT A RAYMOND QUENEAU


Este hombre baila en cada uno de sus pasos
Largos como noches de invierno
Raymond Queneau



No cal buscar intersticis en el record En la pols abundant on dormen els noms dels atifells No cal buscar el temps ni la memòria dels catúfols en el rovell fosc on s'esportellen els teulats dels símbols l’Isa Tròlec primer amb allò de la Ramona Rosbif en acabant l’Encarna Sant-Celoni amb la seua sènia dels petits vicis No hauré de buscar el vi aigualit l’aixarop amelat ni el plaer casolà les fargues de les verges de Canaan altes finestrals cava de aloses del bibliotecari miop Larkin En el buit índigo d’un portelló obrat de natura el clivell de magrana obscena la sufumigació del llentiscle al ball de la rodana No hauré de buscar el mement ni l’eufòria als carrers afeixugats pel pes de les murades Els mapes traçaran de nou aquesta cal•ligrafia d’exercicis primers auxilis Els arxius reinventaran aquesta mena de falsa hagiografia i seguesca el temps qui viure vol La mort s’aferma pura en cada esbufec de les esquerdes seques L’arena s’esbargeix pels jardins de dalt I l’escola asolada se’n du la cançó humil de la meua infantesa Esquelets de botiguers i modistetes esparsos a la vella llibreria de cordell al carrer de Baix del barri del Carme Han mort tots los murs dels purs han mort la llum murada Ja els fums de la melangia començaven a rebentar Han mort tots els durs com a ramat en excedència Muic en cada raval la vila sencera Esclata de bon matí tararí en les voravies esmunyedisses en infinites gotes de pols Una gotiua fon el meu cor una altra la meua mà i el meu cap i el meu peu i els meus quaderns escolars i l'angoixa i el pa i els jocs de daus dels déus menors i la nit Una granera per a tota aqueixa polseguera groga que em naix davall de les ungles del poema més brut Estic tan mort ja que no puc plorar ni rosegar els esclafits del sexe i el mar fa la bugada d’allò que vol blanquejar en honor de l’escuma la llum de l’albatros que peta sordament en el sòrdid instant fatal

(post scriptum de La pols de l’escriptura)



RÉPLICA A RAYMOND QUENEAU



Este hombre baila en cada uno de sus pasos
Largos como noches de invierno
Raymond Queneau



No hay que buscar intersticios en el recuerdo En el polvo abundante donde duermen los nombres de los trebejos No hay que buscar el tiempo ni la memoria de los cangilones en el orín obscuro donde se desportillan los tejados de los símbolos Isa Tròlec primero con lo de la Ramona Rosbif luego Encarna Sant-Celoni con su noria de los pequeños vicios No habré de buscar el vino aguado el jarabe engolosinado ni el placer casero las heces de las vírgenes de Canaan altos ventanales cava de alondras del bibliotecario miope Larkin En el vacío índigo de un postigo obrado de natura la grieta de granada obscena el sahumerio del lentisco en el baile de la rodana No habré de buscar el memento ni la euforia en las calles agobiadas por el peso de las muradas Los mapas trazarán de nuevo esta caligrafía de ejercicios primeros auxilios Los archivos reinventarán esta suerte de falsa hagiografía y siga el tiempo quien vivir quisiere La muerte se afirma pura en cada resoplido de las quebrajas secas La arena se derrama por los jardines de arriba Y la escuela asolada se lleva la canción humilde de mi niñez Esqueletos de tenderos y modistillas dispersos en la vieja librería de cordel en la calle Baja del barrio del Carmen Han matado todos los muros de los puros han matado la luz amurallada Ya los humos de la melancolía comenzaban a reventar Han matado a todos los duros como ganado en excedencia Muero en cada arrabal la villa entera Estalla de buena mañana tararí en las aceras resbaladizas en infinitas gotas de polvo Una gotina me funde el corazón otra la mano y la cabeza y el pie y los cuadernos escolares y la angustia y el pan y los juegos de dados de los dioses menores y la noche Una escoba para toda esa polvareda amarilla que me nace debajo de las uñas del poema más sucio Estoy tan muerto ya que no puedo llorar ni roer los estallidos del sexo y el mar hace la colada de lo que quiere blanquear en honor de la espuma la luz del albatros que sordamente restalla en el sórdido instante fatal

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Blogger Marina Centeno ha dicho...

"Estoy tan muerto ya que no puedo llorar ni roer los estallidos del sexo y el mar hace la colada de lo que quiere blanquear en honor de la espuma"

Ah, Maestro, qué introspección en la prolijidaddesu palabra, en cada estallido de la ola en las orillas, desplega su humedad mientras la espuma avanza.... me llevo este fragmento conmigo, en esta noche insomne....

Marina Centeno

13 de octubre de 2010, 11:30

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Pues vale, Centenaria, y que aproveche el estupor prolijo de las olas...
Un beso
Pere

14 de octubre de 2010, 0:46

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal