En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

domingo, 20 de febrero de 2011

SENYALS D’HIVERN

Imatge presa de la xarxa






SENYALS D’HIVERN




No hi ha remei per al dolor pregon
a l’edat circular de la nostàlgia.
Faruk Nafiz Çamlibel



Tal volta ja és hora del poema
que cante els estralls de l’amor en l’última platja
on la riba s’ofereix al vent
i al moll dels somnis,
a l’opacitat del badall
a la mida d’una tristesa infinita
la galta aclaparada del coixinet del batec creix en dolor
com els versos dels cudols de Thomas Campbell
(les pedres d’or del cor)
que s'amollen als apozemes de l’hivern,
als brots dels raigs de sang de les neus

[A poc a poc mustiga la ferida que apareix
al peu de les roques,
la soledat del dolor
a poc a poc es mou com una ploma de gralla
en l’edredó de l’esquena,
la carrèga de pedres lentes de l’alé
al bell començament,
com entendre que cada día escrivim la tara del dolor!
flor nafrada al peu de les roques,
aquest dolor de la soledat,
pluja als llavis la rosa el bes, les marques
del fuet de la seua boca]

que són roses roges
i floreixen en el nostre camí d’agulles
de branques blanquejades
(el desig de boira en una immensa mar
de magnòlies de llençols i ones blanques)
del color del rovell en l’aigua embassada
que coneix llocs
on els records són boscos de falgueres tristes
i les fulles de l’arbre que resisteix
mai no il•luminen rosecs pareguts,
idèntica llum pàl•lida en l’horitzó,
milers de sabors una sola fruita
de la branca més alta de la posta de sol,
monolítica en la natura de la pena,
(esparses ja les flors tardorejades de les aus de dol
en l’espill foradat de la luxúria que mai no navegà)





(de Aigües turques, 2010)





SEÑALES DE INVIERNO




No hay remedio para el dolor profundoHasretin tükenmez yaşın dinse de.
a la edad circular de la nostalgia.
Faruk Nafiz Çamlibel




Quizá ya es hora del poema
que cante los estragos del amor en la última playa
donde la orilla se ofrece al viento
y al muelle de los sueños,
a la opacidad del bostezo
a la medida de una tristeza infinita
la mejilla agobiada de la almohadilla del latido
crece en dolor,
como los versos de los guijarros de Thomas Campbell
(las piedras de oro del corazón)
que se entregan a las pócimas del invierno,
a los brotes de los caños de sangre de las nieves

[Lentamente aja la herida que aparece
al pie de las rocas,
la soledad del dolor
lentamente se mueve como una pluma de grajo
en el edredón de la espalda,
la carga de piedras lentas del aliento al principio,
cómo entender que cada día escribimos la tara del dolor!
flor herida al pie de las rocas,
este dolor de la soledad,
lluvia en los labios la rosa el beso, las marcas
del látigo de su boca]

que son rosas rojas
y florecen en nuestro camino de agujas
de ramas blanqueadas
(el deseo de niebla en una inmensa mar
de magnolias de sábanas y olas blancas)
del color de la roya en el agua encharcada
que conoce lugares
donde los recuerdos son bosques de helechos tristes
y las hojas del árbol que resiste nunca iluminan
resquemores parejos,
idéntica luz pálida en el horizonte,
miles de sabores una sola fruta
de la rama más alta de la puesta del sol,
monolítica en la naturaleza de la pena,
(dispersas ya las flores otoñadas de las aves de luto
en el espejo manirroto de la lujuria que nunca navegó)

Etiquetas: ,

6 comentarios:

Blogger Perfecto ha dicho...

Precioso poema, Pere. Es más, desbordante en sutilezas.

Un abrazo.

22 de febrero de 2011, 12:10

 
Blogger Ana Muela Sopeña ha dicho...

Bellísimo, Pere.

Aquí muestras un lirismo puro en todo su esplendor.

Un abrazo
Ana

22 de febrero de 2011, 13:39

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Gracias, perfecto:
Sí, es cierto, apenas pude controlar que los versos no se me desbordaran más allá de su espacio natural, el enrejado de la pena en la playa última.
Un abrazo, amigo.
Pere

22 de febrero de 2011, 16:26

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Gracias, Ana:
Es una gozada saber que me lees.
Beso.
Pere

22 de febrero de 2011, 16:29

 
Blogger Ana Muela Sopeña ha dicho...

Este poema me lo llevo a Espiral del Verbo.

Me encanta!!!!!
Un beso
Ana

3 de marzo de 2011, 14:16

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

De nuevo gracias, Ana.
Es un regalo que lo subas a "Espiral del verbo".
Un beso voluptuoso.
Pere

3 de marzo de 2011, 16:43

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal