En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

martes, 20 de abril de 2010

LECTURA ICONOCLASTA DE CORAL BRACHO-PERE BESSÓ


Coral Bracho, [Fotografía tomada de Arte Poética]






LECTURA ICONOCLASTA DE CORAL BRACHO






Per a Mabel Jiménez del Moral






Entra el llenguatge en la penombra de la cambra
com un cadell de capa caiguda
car amb la pluja i en acabant l’arc del cel
ha perdut el pensament pel fat i l’olfacte mullat…
El gosset i la fembra s’acosten al mateix objecte,
el poema.
Des de bon començament, la dama cínica, el ca líric:
el boç, la bava, l’escreix de l’escriptura.
Ambdos llepen de la mateixa llengua.
I toquen les gotes de pixum i el cor de la vulva
amb capciró i ungla pudenta.
Apilen la història i l’estoreta amb pèls vessats
fets mota, engrunes. Desfan o ignoren paregut alibi,
la mateixa pilota de goma que acaba
ensopegant-se amb el cristall esquarterat de la falsa reblumalla.
Lluiten i s’encoratgen l’unb contra l’altre,
saben que són el límit, la llinda, l’ombra apressada,
l’un de l’altre. La possessió finalment decebuda.
Criatures que s’oblidaren del nom a la penombra de la cambra
que un vers sencer il·lumina:
metàfora del costat obert amb llança a l’ampit de la finestra
on clou el paisatge del cos i de la pell en punxa,
closca a compartir dins de la darrera percepció equilibrada:
ben poca cosa, allò recaptat del cup de paperera,
matèria fungible per als ulls de vidre que em permeten veure
com s’escapoleixen, tot amagant-se l’un de l’altre.
Justament com un psalm de David als llavis de Coral Bracho.


(de La pell de saxígraf, 2005)







LECTURA ICONOCLASTA DE CORAL BRACHO







Para Mabel Jiménez del Moral






Entra el lenguaje en la penumbra de la cámara
como un cachorro de capa caída,
pues con la lluvia y después el arco iris
ha perdido el pensamiento por el hado y el olfato mojado…
El perrito y la hembra se acercan al mismo objeto,
el poema.
Desde el principio, la dama cínica, el can lírico:
el bozo, la baba, las sobras de la escritura.
Ambos lamen de la misma lengua.
Y tocan las gotas de orina y el corazón de la vulva
con yema del dedo y uña maloliente.
Apilan la historia y la esterita con pelos esparcidos
hechos mota, migajas. Deshacen o ignoran parecido alibi,
la misma pelota de goma que acaba
tropezándose con el cristal descuartizado de la falsa grava.
Luchan y se animan el uno contra el otro,
saben que son el límite, el umbral, la sombra apresurada,
uno de otro. La posesión finalmente decepcionada.
Criaturas que se olvidaron del nombre en la penumbra de la cámara
que un verso entero ilumina:
metáfora del costado abierto con lanza en el antepecho de la ventana
donde concluye el paisaje del cuerpo y de la piel en pincha,
caparazón a compartir en la última percepción equilibrada:
muy poca cosa, lo recabado del cubo de papelera,
materia fungible para los ojos de vidrio que me permiten ver
cómo se escabullen, escondiéndose el uno del otro.
Igual que un salmo de David en los labios de Coral Bracho.

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Blogger Establo Pegaso ha dicho...

Hola Pere, compartismos el gusto por Coral Bracho y supongo que habrá much@s autores más. Haré un recorrido por tu blog en profundidad. Un placer descubrirte.
Un saludo

21 de abril de 2010, 9:36

 
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Sin duda alguna, Elena, por de pronto el gran maestro simbolista Mallarmé, por ejemplo. Como verás, yo también visité tu bloh y lo recomiendo a mi gente: "Alquimistas del establo". Vale la pena pasear hasta allí y solazarse con la vista y lectura.
A mí me agradó y me resultó una gozada, amiga.
Saludos.
Pere.

22 de abril de 2010, 0:25

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal