En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

lunes, 31 de mayo de 2010

EL MÉS ALT DELS ALTS-PERE BESSÓ

Ilustración tomada de la red








EL MÉS ALT DELS ALTS








Alta ha de ser la cambra —
Himeneu!
Feu-la alta, constructors!
Un nuvi arriba —
Himeneu!
Com el mateix déu de la guerra,
el más alt dels alts!
Sapho






El dolç abandó en la carícia de la visita darrera declina la sospita, el senzill cant epitalàmic en llit inhospitalari, com cantà Antonio Machado, quan la gasa de la nit és alcohol als ulls que ja no miren i no hi ha cap maleïda brisa per a apurar la inspiració al bell mig de les flors de marduix gitades al mar.

Algun dia reflexionarem a bastament al voltant del tema recurrent de la nostàlgia de la donzella verge. Ja ho féu William Blake, però quedà en taules. A Novalis li guanyà la mà la Nit. I els més vells de l’indret que antany portaren la torxa del desig en la destra apunten la melangia recobrada com enyorament del vel groc i evocació del paradís perdut...

Algun dia, més ens val, redimirem, en tot cas, la càrrega eròtica de la taca i tornarem a la necessària transubstanciació del pecat... I a la bellesa de la creació en el suprem acte de rebel·lia dels àngels caiguts.









EL MÁS ALTO DE LOS ALTOS


Alta debe ser la cámara —
¡Himeneo!

¡Hacedla alta, constructores!
Un novio viene —
¡Himeneo!

¡Como el propio dios de la guerra,
el más alto de los altos!
Sapho




El dulce abandono en la caricia de la visita última declina la sospecha, el sencillo canto epitalámico en lecho inhospitalario, com cantó Antonio Machado, cuando la gasa de la noche es alcohol en los ojos que ja no miran y no hay ninguna maldita brisa para apurar la inspiración entre las flores de mejorana echadas al mar.

Algún día reflexionaremos suficientemente acerca del tema recurrente de la nostalgia de la doncella virgen. Ya lo hizo William Blake, pero quedó en tablas. A Novalis le ganó la mano la Noche. Y los más viejos del lugar que antaño portaron la antorcha del deseo en la diestra apuntarán la melancolía recuperada como añoranza del velo amarillo y evocación del paraíso perdido...

Algún dia, más nos vale, redimiremos, en todo caso, la carga erótica de la mancha y retornaremos a la necesaria transubstanciación del pecado... Y a la belleza de la creación en el supremo acto de rebeldía de los ángeles caídos.


Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal