En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

sábado, 21 de agosto de 2010

JAIENT EN AMICAL CONVERSA-PERE BESSÓ

Iluistración: imágenes gratuitas



JAIENT EN AMICAL CONVERSA



Adusta en la conjugació dels cossos
em parles en fervent catequesi
del dorment de la vall amb un trau al dos
i jo te la torne, un poc cansada
de tanta fastigor poetitzada,
amb una línia polida sobre la llosa
de marbre: Qui regna l’amore,
que escriví per a nosaltres l’amant de Laura.
Ets al llit però no vols deixar la taula
de jocs a mitges. Em repiques
amb un punt d’accídia
que la pèrdua de la llum primera
ens atorga a les dones una altra llum
genitora, més propera i fosca,
però talment ardent i dissímil
que necessitem el contracor de la rosa.
És, justament ara que m’afavoriria el silenci,
que oblide la millor galanor dels meus llavis
i trenque palletes:
la llum, en essència,
no té color, com tu, d’ençà que il·lumina
totes les coses. S’engeloseix amb els núvols
i les aigües.
Com nosaltres.
T’he vençut, vida, i calles.
La derrota als llenços de batalla, però, és meua:
la llum en floquets de neu descendeix de la teua carn
com un àngel de foc blanquíssim
i venç els amors obscurs.



(de Només per a dones, 2008/2009)




YACIENDO EN AMIGABLE CONVERSACIÓN




Adusta en la conjugación de los cuerpos
me hablas en ferviente catequesis
del durmiente del valle con un ojal en la espalda
y yo te la devuelvo, un poco cansada
de tanta fastidio poetizado,
con una línea pulida sobre la losa
de mármol: Qui regna l’amore,
que escribió para nosotros el amante de Laura.
Estás en el lecho pero no quieres dejar la mesa
de juegos a medias. Me repicas
con un punto de acidia
que la pérdida de la luz primera
nos otorga a las mujeres otra luz
genitora, más cercana y obscura,
pero tan ardiente y despareja
que necesitamos el contracorazón de la rosa.
És, justo ahora que me favorecería el silencio,
cuando olvido la mejor galanura de mis labios
y rompo pajitas:
la luz, en esencia,
no tiene color, como tú, desde que ilumina
todas las cosas. Se encela con las nubes
y las aguas.
Como nosotras.
Te he vencido, vida, y callas.
Pero la derrota en los lienzos de batalla es mía:
la luz en copos de nieve desciende de tu carne
como un ángel de fuego blanquísimo
y vence los amores obscuros.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal