En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

miércoles, 10 de marzo de 2010

MEMÒRIA DEL DESIG-PERE BESSÓ


Imagen tomada de la red


MEMÒRIA DEL DESIG



A sor Felisa, salesiana.
In memoriam.





Els vels de novícia que sap d’amor de cavaller a la boira són menja de la papallona de la llum i de l’arna en acabant de la fi del desig atabalat. Desacostumada bestiola, aquesta que no té l’enrònia de llepar. Cap recerca encuriosida als límits de la foscor vora del tapial del pecat. Exili interior de les sinagües que mai no feren alçada per a delerós comiat. Verí fosc al bec de la garsa blanca que mai no cantarà ni sonarà a trenc d’alba. El blanc soroll de les seues ales a la flassada que manté calentet el bressol de la memòria. Les aloses apilonades s’esmunyen ensopides pel ràfecs dels pits de formatge de novícia, per les finestres entretancades del seu cos lleuger com les plomes d’un ànec cullera, ple de dolces incerteses. Imagines ara el disseny del cèrvol amansit que fuig a l’oest fugint de les escopetades de l’edat. Els passos de la vida a pèrdua d’alé. Fa cosa pensar ara com s’assembla el seu amor dels infants a la son dels àngels despullats quan et pren de bocadents.






MEMORIA DEL DESEO




A sor Felisa, salesiana.
In memoriam.





Los velos de novicia que sabe de amor de caballero en la niebla son manjar de la mariposa de la luz y de la polilla tras el fin del deseo atolondrado. Desacostumbrada bestezuela, ésta que no tiene la manía de lamer. Ninguna búsqueda curiosa en los límites de la obscuridad cerca del tapial del pecado. Exilio interior de las enaguas que nunca hicieron alzada para ansiada despedida. Obscuro veneno en el pico de la picaza que nunca cantará ni sonará al romper el alba. El blanco ruido de sus alas en la frazada que mantiene calentito la cuna de la memoria. Las alondras apelotonadas se deslizan somnolientas por los aleros del pecho de queso de novicia, por las ventanas entornadas de su cuerpo ligero como las plumas de un pato cuchara, lleno de dulces incertidumbres. Imaginas ahora el diseño del ciervo amansado huyendo hacia el oeste de los escopetazos de la edad. Los pasos de la vida hasta perder el aliento. Da cosa pensar ahora cómo su amor a los niños se asemeja al sueño de los ángeles desnudos cuando te toma boca abajo.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal