En este blog podrá leer poemas del poeta valenciano Pere Bessó en catalán y Español/Castellano. También puede leer su vasta obra en su sitio web: http://perebesso.com

viernes, 6 de noviembre de 2009

MATÍ DE REIS MAGS-PERE BESSÓ

Ilustración: La adoración de los Reyes Mgos de Velázquez


MATÍ DE REIS MAGS



La meua fillola, Mariall, despulla la pell dels seus presents,
trau les cridaneres interioritats a la llum,
i juga amb elles.
Moixa, s’engul un coixí, i un o dos bombons,
i se sent desconcertada amb Dos gardenias para ti,
coberta des del record cortés amb cristalls i filferro,
com l’amant exonerat de morir dolçament al trencacloscles.
De tot açò, n’hi ha una història,
li dic a l’arbre esbrancat que voldria ser-hi acàcia,
escorça dels regals abultats:
tot allò que ens rodeja, però, despulles
d’una estima o una altra.
La fillola m’ignora,
La meua esposa demana pela,
i no cal que haja llegit un poema de Rustebues
adreçat a Sire, le Roi.
Així que allò que necessitem són novelles vacances,
car la recalentada global arribarà ben prompte.
Ja podem pregar pel renaixement de les colometes de dacsa,
Ja podem pensar a penjar-nos d’un cel fosc,
esperant, sempre esperant
i, de temps en temps, plorar.
Ja podem seure amb els nostres batins olorant a naftalina,
a l’entorn de la llar o de la freda aranya fluorescent
i escoltar als avis contar histories del butoni.
Ja podem ornar l’ordenador,
el nou tòtem.
La meua dona ja n’ha tingut prou.
S’acosta, m’agafa la mà,
i em porta al llit.
Tant de bo el seu amic
-veges per on pararà-
hi pogués celebrar el meu aniversari feliç.



(de La pols de l’escriptura, 2003-2004)




MAÑANA DE REYES MAGOS



Mi ahijada, Mariajo, desnuda la piel de sus presentes,
saca las llamativas interioridades a la luz,
y juega con ellas.
Mohína, se traga un cojín, y uno o dos bombones,
y se siente desconcertada con Dos gardenias para ti,
cubierta desde el recuerdo cortés con cristales y alambre,
como el amante exonerado de morir dulcemente en el rompecabezas.
De todo ello hay una historia,
le digo al árbol desramado que allí mismo querría ser acacia,
corteza de los regalos abultados:
todo lo que nos rodea, sin embargo, despojos
de un amor u otro.
La ahijada me ignora.
Mi esposa pide pela,
y no hace falta que haya leído un poema de Rustebues
dirigido a Sire, le Roi.
Así que lo que necesitamos son nuevas vacaciones,
pues el recalentamiento global llegará muy pronto.
Ya podemos rezar por el renacimiento de las palomitas de maíz,
Ya podemos pensar en colgarnos de un cielo obscuro,
a la espera, siempre esperando
y, de vez en cuando, llorar.
Ya podemos sentarnos con nuestros batines oliendo a naftalina,
en torno al hogar o a la fría araña fluorescente
y escuchar a los abuelos contar historias acerca del hombre del saco.
Ya podemos adornar el ordenador,
el nuevo tótem.
Mi mujer ya ha tenido bastante.
Se acerca, me toma de la mano,
y me lleva a la cama.
Ojalá su amigo
-veas por dónde parará-
pudiera celebrar allí mi aniversario feliz.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal